Mujer Europea:

Imagen

A los ojos de un europeo el vender un producto de belleza se establece un modelo de mujer europeo al cual va dirigido: mujer alta, delgada, pelo lizo y ojos claros. (El cual también puede ser una estandarización u homogeneización intencional del modelo de mujer europeo). Estas características son fielmente importadas a la región Latinoamericana para sacar el beneficio económico. Intentar vender un producto en un mercado en donde la figura femenina se define bajo otros parámetros entra en contradicción con nuestros modelos autóctonos. La supremacía del capital sobre los demás espacios de la vida cotidiana hace que se invadan nuestras percepciones, se condicionen nuestros pensamientos y finalmente se reemplacen por otras identidades y cosmovisiones: Hay que ser como ellas, como las europeas o americanas.

Un ejemplo de estas conductas se da en el tema de la “belleza” encarnado en la cuantiosa publicidad dada a estos productos que afirman traer un “rejuvenecimiento” (¿acaso la vejez es vista como perjudicial e improductiva?) de la piel, un mayor tono en el cabello, una cintura más delgada, un tono de piel más claro, etc.

Esta publicad se ve diariamente y va en total contravía con la “mujer latinoamericana” y su fisionomía característica. Además de ser cuestionable en términos de las categorías de “genero” y “sexo” además de un machismo, sexismo y homofobia predominante en la región estos cánones de belleza tratan de encausar a la mujer latinoamericana hacia una fisionomía “aceptable”. Es interesante analizar el reinado de belleza de Miss Universo y evidenciar el cómo las mujeres que se presentan allí, en especial las latinas, no representan en lo más mínimo las características fisionómicas de una persona de este lado del mundo. Son mujeres mucho más altas que el promedio, con una contextura mucho más delgada y muchas veces operadas. El concurso de belleza es el ejemplo más sobresaliente de la cosificación y estandarización de la mujer basado en unas normatividades “globalmente aceptables”. Mujeres altas, esbeltas, con grandes senos y cola. Este es el modelo que se vende, y lo más preocupante es la asimilación que tiene en la vida cotidiana nuestra en donde es básicamente aceptable el hacer cualquier cosa por imitar a aquellos estándares.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s