Tecnología:

Imagen

En un primer momento hay que decir que la tecnología se pone al servicio de los intereses políticos y económicos. Es imposible desligar el desarrollo de la tecnología de estos interés pues son aquellos los que los generan. La tecnología no es un ente apartado que emerge únicamente de las necesidades humanas. Son construcciones coyunturales que responden a ciertos criterios aceptados en el momento.

En Colombia vemos como la tecnología se usa para legitimar estos modelos “ejemplares” a seguir, por  medio de la tecnología (internet, televisión, celulares, internet) la difusión de estas pautas características de occidente se esparcen e interiorizan absorbiendo o remplazando los valores que caracterizaban a las personas que vivimos en estas regiones. Este proceso puede suponer la emergencia de un nuevo modelo de costumbres civilizadas o globales.

En el marco de la creciente interconexión y globalización el querer entrar en la burbuja económica, política y cultural que manejan las elites de otros países nos impulsa a reproducir sus cánones, esta globalización acarrea un desenvolvimiento en la manera de hablar y expresarnos, identificando al inglés como el idioma de los negocios, la figura europea tanto femenina como masculina como el modelo a imitar, las actividades de tiempo libre se asumen también como parte de este proceso de asimilación en el cual la diversión, el entretenimiento está fuertemente marcado por los emporios económicos extranjeros (cine, tv, música, libros, comidas y restaurantes).

Publicidad, Marketing y consumismo.

Imagen

Teniendo en cuenta todos estos desarrollos antes mencionados: la constitución de Europa como un centro hegemónico y el consecuente atraso y dependencia de Latinoamérica podemos evidenciar  que la órbita del consumo y el consumismo es primordial para entender cómo se reproducen estas nociones o modelos a seguir.

Para iniciar el análisis es necesario decir que la sociedad de consumo siempre ha existido, es inherente a la humanidad, desde siempre hemos consumido toda clase de productos, ya sean de alimentos, objetos para cultos, comodidad o vestimenta. No es posible concebir el desarrollo humano sin haber consumido algo, según Bauman el consumo es una condición permanente e inamovible de la vida y un aspecto inalienable de esta, y no está atado ni a la época ni a la historia.

Continue reading